Venecia: Ciudad de canales

No sé vosotros, pero desde que escuché una vez el la tele (allá por los 90’s) que Venecia algún día se hundiría, sabía que tenía antes de que eso pasase yo iba a ir allí. Esa ciudad tan especial, edificada sobre el agua merece sí o sí una visita.

Vuelos

Todo empezó con un email de Volotea. Uno de esos que te llegan a la bandeja de entrada y empiezas a conectar links y buscar y pones fechas por poner y al final te acabas liando. El caso es que en el email nos ofrecían gratuitamente el servicio de cambio de fechas. Y dijimos, “Por mirar… Total, se puede cambiar luego”. Total, que acabamos comprando como súper-autoregalo de San Valentín un viaje a Venecia directo desde Bilbao para octubre de ese mismo año. ¿Bien de precio no?


13-17 octubre
1 maleta facturada (sí, llevo mucho equipaje para dos días)
147,56 € por los 2 ida y vuelta.


Alojamiento

Nada más comprar los vuelos ya estábamos mirando en Booking algún hotelito barato y con cancelación gratuita para coger como primera opción. Venecia es una ciudad cara y lo que nos habíamos ahorrado con los vuelos lo podíamos fastidiar con el alojamiento. Reservamos una habitación en el B&B Exclusive, un piso con baño compartido. Tuvimos una estancia muy buena porque el casero nos vino a recoger a la estación, nos dio buena información sobre la ciudad e hicimos buenas migas huéspedes con los que coincidimos.

 

Seguro médico

Para paises de la unión Europea no hace falta contratar seguro médico, pero lo que si es necesario es sacarse la tarjeta sanitaria europea.

 



Itinerario


Día 1: Llegada y vaporetto
Día 2: Plaza San Marcos-Basílica-Palacio Ducal-San Giorgo Maggiore
Día 3: Burano-Murano
Día 4: Barrio judio- Spritz-Scuola Grande de San Rocco
Día 5: Conclusiones y Vuelo

 

 

Compartelo en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn