Superar el miedo a viajar

El miedo no puede condicionar tus ganas de ver mundo

Muchos viajeros estamos acostumbrados a que quienes están a nuestro alrededor siempre piensen que cada uno de nuestros destinos es más peligroso que el anterior. Aunque muchas veces esto nos molesta, hoy no quiero enfocar el artículo hacia lo que sentimos los que viajamos habitualmente y cómo nos sentimos con lo que llegamos a oir. Hoy quiero intentar ayudar a quitar miedos o al menos dar un empujoncito a quienes lo necesitan.

Uno de los motivos habituales para no querer viajar fuera es el miedo a volar. Este miedo a mi parecer es el más difícil de superar, pero a pesar de ello, hay que intentar que no te afecte hasta el punto de no querer volar. Yo a día de hoy y después  de unos cuantos vuelos sigo pasandolo mal, pero hay una cosa que hay que tener clara: A muchos lugares no puedes llegar sin volar, al menos no en un tiempo asumible para tus vacaciones XD. Y si lo tuyo son las estadísticas piensa que los accidentes de avión son muy poco frecuentes y cada día a miles y miles de vuelos. Y si no, siempre nos quedará el Trankimazin.

El idioma es otro de los miedos que suelen ser un obstáculo a la hora de viajar fuera. Normalmente se tiene tendencia a creer en que saber inglés es suficiente para recorrer el globo, pero por nuestras propias experiencias os vamos a decir que no, nunca. Hay paises en los que indudablemente ayuda, pero otros como Japón donde prácticamente nadie habla inglés, los gestos son mucho más importantes. Además, realmente ¿Cuántas veces creeis que nos comunicamos con la gente autóctona para cosas necesarias? Es decir, para comer, las cartas muchas veces tienen dibujos del plato aunque puedes aventurarte a probar lo que te traigan y si no, siempre quedará Mc Donalds. Para los hoteles, nada más con entregar la hoja de reserva ya te dan la llave de la habitación y con solamente decir Wifi, la clave de este. Para guiarse estando perdido en una ciudad, tan sólo hace falta llevar un mapa y con el dedo indicar donde quieres llegar. En definitiva, el idioma es la menor de las barreras y una a las que más miedo suele tener la gente. La clave es querer que te entiendan y que la otra persona se esfuerce en entenderte. Si aún así, no es suficiente, siempre nos podemos ayudar de la camiseta salvavidas.

 

La seguridad es otra de las razones que nos pueden echar para atrás a la hora de ir por libre a algún sitio. El miedo a no saber dónde nos metemos o si nos robarán hasta la ropa interior lo hemos sentido todos. Dependiendo del país las precauciones que habrá que tomar serán mayores o menores. Nosotros siempre le decimos a la gente que nos pregunta que no hay que tener más cuidado del que te dicte el sentido común o del cuidado que tendrías en tu propia ciudad. Creo que a nadie se le ocurriría coger un taxi pirata aquí, ¿Por qué lo íbamos a hacer en la otra parte del mundo? Aún así, para conocer zonas donde la seguridad es menor,  siempre podemos recurrir a internet y a foros sobre viajes. Pero para conocer el estado de seguridad de un estado completo podéis visitar la web de exteriores e informaros un poco, aunque ya os aviso que suelen ser exagerados.

Las estafas son otra de las cosas que pueden dar cierto miedo, pero como podéis leer en este post, todos hemos pasado por ello y siempre actuando con cabeza no tiene porque pasarnos nada fuera de lo normal. Lo máximo es que paguéis algo de más o que os vendan algo que no es lo que esperabais.

Por último creo que el miedo a lo desconocido es otro de los que hace que la gente no quiera salir de su pais. Muchas veces nos dejamos llevar por lo visto en telediarios o en películas, pero la mayor parte de las veces al llegar al destino te das cuenta de que las cosas no son como las pintaban y que una vez vas conociendolo más fácil y familiar se te hace. Además este miedo se supera tras el primer viaje, cuando quedas tan maravillado por las experiencias vividas, que lo desconocido pasa a ser un aliciente más.

 

Os dejo una reflexión, ¿De verdad el miedo va a hacer que os perdais sitios como estos? ¡Animaos!

 

 

 

Compartelo en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn