Costa Oeste día 7

Big Sur

Después del día de Sequoia, teníamos mas ganas que nunca de ver otra vez el mar. Nos despertamos bastante prontito para poder salir del parque sin retrasos por las obras. Según iba amaneciendo nos dimos cuenta de que iba hacer un día mas que maravilloso para recorrer la mítica carretera costera.

Nuestra primera parada fue un pueblecito llamando Cambria. Tenía un encanto muy especial. Nos gusto muchísimo lo vivo que estaba: comercios varios, cafeterías…

 Desayunamos un par de cafés y algo de bollería (¡Dios! sólo llevábamos una semana fuera y como echábamos de menos una tortilla de patata) mientras mirábamos un poco internet. Ese día era muy importante para mí porque mi Athletic jugaba contra el Manchester United en el mítico estadio de Old Trafford. Y yo aquí… perdiéndomelo. Llenamos el depósito y seguimos avanzando en nuestro camino.

Cerca de Cambria había una playa llamada Piedras blancas que es famosa por acoger una colonia de elefantes marinos. Antes de llegar allí, nos paramos en un mirador a hacernos unas fotillos. Nada mas posar el trípode en el suelo nos empezaron a rodear a mí y a mi bolsa de patatas unas cuantas gaviotas y ardillas. Fue un momento gracioso porque si las dejas se te suben al coche y se van contigo. Estarán muy acostumbradas a los humanos.

 Ya en Piedras blancas nos quedamos observando un ratito los elefantes marinos. Son espectaculares. Que ruidos tan graciosos hacen, que agilidad para darse la vuelta, que graciosa la manera de echarse arena por encima…

 Fuimos parando en los diferentes miradores que íbamos encontrando y aprovechar para hacernos unas cuentas fotos de esas que pones en un marco. La vistas eran espectaculares, la carretera se movía perfectamente con los relieves de la costa. Yo lo recuerdo como una de las mejores rutas que he hecho en carretera.

Antes de llegar a Carmel, paramos en el puente Bixby creek a hacernos unas fotos. Hasta este puente hay bastantes puntos de interés como un faro y el Julia Peiffer Burns state park que es famoso por su cascada y porque se puede encontrar Jade. pero como somos medio lerdos para cuando nos dábamos cuenta de donde estábamos ya nos habíamos pasado la salida. Así que nada…a tirar millas y sin encontrar aun ningún sitio donde tuvieran wifi para saber lo que estaba haciendo el Athletic.

Tampoco fuimos al castillo Hearst porque nos pillaba mas a desmano e íbamos a perder mucho tiempo en verlo. Así tenemos excusa para volver jijiji.

 Nada más entrar a Carmel buscamos un sitio para aparcar y comer algo ya que teníamos muchísima hambre. Al principio aparcamos cerquita de la playa pero preguntando a los vecinos nos dijeron que esa zona era sólo residencial, que no había apenas restaurantes. Asique nos montamos de nuevo en el coche y nos acercamos a la zona animada. Preguntamos a una chica joven y nos indicó una bocatería donde ella solía ir. Madre mía que rico estaba todo!!! Yo comí un sandwich de bacón-queso pero con pan bueno, no la m*ierda de pan de molde que se estila por allí. Y Juneau otro con jamón, queso y espárragos trigueros. Además, la comida nos sentó el doble de bien sabiendo que el Athletic había ganado al Manchester en un partido histórico.

Después de reposar un poco la comida, nos pusimos rumbo al hotel. Pero no sin antes pasar por el circuito de Laguna Seca. Habíamos leído en algún diario que la gente había podido entrar con su propio coche al circuito y demás. Nosotros no tuvimos tanta suerte pero por lo menos pudimos ver un poquito el sacacorchos y visualizar un poco todo aquello.

 Una vez llegados al hotel de Psicosis jiji, fuimos dando un paseo hasta el puerto en busca de algún sitio para cenar.

Estuvimos dando un voltio por el muelle, vimos algún león marino (si, estos si eran leones), babeamos un poco con el olor de manzanas de caramelo…

Nos planteamos cambiar un poco el itinerario del día siguiente para poder hacer una excursión de avistamiento de ballenas. Pero como no te garantizaban verlas y se tardaba bastante tiempo (unas 4 horas) lo descartamos. ¡Otra excusa más para volver!

Nos quedó un poco de sensación agridulce ya que no pudimos disfrutar apenas de la ciudad de Monterrey. Pero en general el día nos había salido redondo.

Mañana tocaba ver la ciudad que mas nos gustó de todas las que visitamos: San Francisco.

Gastos del día:

-Desayuno: 8€

-Gasoil: 37€

-Comida: 30€

-Hotel: 54€

Total: 129€

blogloving

Compartelo en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn