Costa Oeste día 6

Sequoia National Park

Después de 5 días en los Angeles, nos tocaba alzar el vuelo y cambiar de aires completamente. Íbamos a visitar Sequoia National Park. Es un parque que decidimos meter en el itinerario porque allí se encuentra el ser vivo más grande del mundo, una secuoya llamada general Sherman. Asique, nos levantamos muy prontito y pusimos rumbo hacia allí.

Mas o menos en 4 horitas llegamos a la garita de entrada al parque. Genial porque tendríamos todo el día para disfrutar de él. O eso creíamos… Porque al preguntar al Ranger por la entrada al parque nos preguntó a ver si llevábamos cadenas para el coche. Debió de flipar con la cara que pusimos porque miramos a nuestro alrededor y hacia un día buenísimo. Totalmente despejado y unos 23 grados a las 10 de la mañana. El nos dijo que si no teníamos, las podríamos alquilar o comprar en unos cuantos establecimientos cerca del parque. Asique con nuestra hojita de direcciones nos fuimos en busca de la tienda más cercana.

Después de retroceder por la misma carretera que habíamos recorrido para llegar al parque, encontramos la tienda. Allí nos bajamos y le preguntamos al hombre que estaba allí que queríamos alquilar unas cadenas para el coche. Nos dijo que si, y le preguntamos el precio por el alquiler de un día: 50$. Nos pareció bastante estafa asique le pregunté a ver cuanto por comprarlas, porque si íbamos a ir a Yosemite, al lago Tahoe y demás nos harían falta seguro. Total, nos clavan 102 pedazo de dólares por las cadenas. Pero es que no teníamos mas opción; si seguíamos perdiendo el tiempo, no íbamos a poder ver todo el parque. Asique el tío nos las enseña y tal y nos pregunta a ver si sabemos ponerlas. Pues no, no sabemos. Las que nosotros sabíamos poner son las de toda la vida y estas eran rarísimas. Asique por el módico precio de 10$ más nos enseñaría a ponerlas, porque si por cualquier cosa no las poníamos bien el no se iba a hacer cargo de los daños que pudieran sufrir los neumáticos. Vaya cabreoooo…

Nada, el tío se pone a montarlas y resulta que tiene que ir a por otras porque esas no entran bien en las ruedas. Y cuando trae otras están todas ROÑOSAS… estaban usadas!!! Madre mía…yo ya me estaba calentando… pero como encima somos medio lerdos hablando ingles pues nada. Pagamos como tontos y nos fuimos de allí con un par de cadenas roñosas y 112 $ menos.

Llegamos a la garita y compramos el pase anual para los parques naturales. Como íbamos a visitar unos cuantos en nuestro viaje, nos merecía la pena hacerlo así. Y antes de seguir nuestro camino nos dice algo así como que no se que cierra a las 12.00 y que nos demos vida. Que tendremos que poner las cadenas antes de llegar a ese punto.

Pues nada, ya estamos en el parque!!! Nos hacemos un par de fotillos en un par de miradores y seguimos avanzando. Al final llegamos a un punto donde pone que es el último sitio donde se pueden instalar las cadenas. Que a partir de ahí es obligatorio ir con ellas. Nosotros…flipando.
Parecíamos retrasados con unos 25 grados, la carretera totalmente despejada y con las cadenas puestas.

Anduvimos unos 5 minutos a 20mph y pum. Hay que parar. Nos encontramos un coche por delante nuestro y un obrero con un stop. Después de pasar ya 3 minutos sin movernos, salimos del coche a ver qué pasaba y nos dice la conductora del coche que teníamos delante que la carretera está cortada y que hasta las dos de la tarde no la volvían a abrir. Madre mía…lo que nos faltaba ya…no llegamos a pasar por 10 minutos.

Pues nada, tocaba esperar con un cabreo de dos pares de narices y con un paquete de patatas fritas para comer. Por lo menos hicimos alguna fotillo y hicimos amistad con unas chicas españolas que también estaban visitando la costa oeste.

La situación era surrealista total: 5 coches parados a pleno sol con unas cadenas puestas.

A las 2 abrieron la carretera y proseguimos nuestro camino a 20mph. Y ya cuando pensábamos que lo de las cadenas era una broma pesada, empezaron a ser útiles. La carretera estaba totalmente cubierta de nieve por tramos y así anduvimos unos cuantos km hasta llegar al general Sherman.

Ya a esa altitud hacía bastante fresqui, asique nos forramos bien y fuimos a andar un poquillo. El general Sherman es ENORME. Es una secuoya alta, pero sobre todo ancha. No te puedes acercar tanto como para tocarla porque son árboles con unas raíces muy poco profundas y el simple hecho de caminar cerca de ellas puede comprometer la estabilidad y provocar que caigan. De hecho, es una de las cosas que nos sorprendió del parque, ver tantas y tantas secuoyas caídas.

Nos hicimos las fotillos de rigor y pusimos rumbo hacia el hotel porque ya no podíamos ver casi nada mas del parque. Casi todas las carreteras que llevaban a los sitios de interés estaban cerradas por la nieve.

Hicimos check in y aprovechamos para confirmar las horas a las que podríamos pasar con el coche para salir al día siguiente del parque y no tener que andar esperando obras ni rollos. También reservamos hora para cenar en el hotel ( que hambre teníamos!) porque alrededor no había ningún otro sitio donde poder cenar. Asique dimos un paseíllo cerca del hotel hasta que empezó a anochecer. Es que ya nos daba yuyu andar por ahí sin saber donde pisabas y con los osos acechando…Todo era pura nieve virgen. Nos lo pasamos como enanos tirándonos bolas de nieve y haciendo algo que hay que hacer por lo menos una vez en la vida: EL ANGEL!!!

Después de una cena que pasó sin pena ni gloria, ya que fue carísima para la poca variedad que tenían para elegir, nos fuimos para nuestra habitación no sin antes disfrutar del cielo con luna llena. El hotel que elegimos fué el Wuksachi Village.

Fue un día raro, que nos dejó una sensación agridulce y que nos sumó el gasto extra (mejor dicho estafa) de unas cadenas que no estaban previstas. Si lo llegamos a saber nos quedamos otro día mas disfrutando de los universal jeje , pero bueno, al final salió todo bien y tenemos anécdota para contar. ¡Cosas de viajero aventurero!

Asique como recomendación, antes de visitar los parques naturales echad un vistazo a la página oficial para estar en todo momento informado de cortes de carretera, alertas y demás

Gastos del día

-Gasolina: 25€
-Pase anual: 64€
-Estafa: 90€
-Hotel: 82€
-Souvenir: 6€
-Cena: 39€
Total: 306 €

 

blogloving

Compartelo en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn