Costa Oeste día 5

Disneyland y California adventure

¡¡¡Hoy nos tocaba volver a ser niños!!! Si, íbamos a ir por primera vez a Disneyland. Yo me moría por ir y aunque a Juneau no le convencía mucho la idea, cuando investigó un poco todo lo que había para ver y hacer creo que le entró mas ansia viva que a mi. Teníamos mas o menos una horita de camino desde nuestro hotel hasta Anaheim, que es donde se encuentran los dos parques disney: Disneyland y California adventure. Este último lo construyeron mas tarde y por lo tanto tiene las atracciones temáticas inspiradas en películas de Disney y Pixar más recientes.

Ya llevábamos bastante mascado de aquí todo gracias a los mapas y la información de la página web: Horarios de los parques, atracciones, espectáculos… Sabíamos más o menos lo que queríamos ver y al final nos decidímos por entrar a los dos parques. La verdad es que no paramos en todo el día, pero si vais ligeritos y sabéis lo que queréis ver de antemano, os da tiempo de ver los dos parques bastante bien.

Cuando llegamos allí, aparcamos donde nos indicaban los guardas de seguridad y cogimos un tranvía que nos dejó muy cerca de las taquillas. compramos nuestras entradas, y nos pusimos manos a la obra! Primero fuimos al California adventure, y nos vino la primera decepción. Grizzly mountain y la Matherhorn mountain estaban cerradas por reformas…

 Decidimos empezar por La Sirenita , es una atracción tanto para niños como para mayores en donde te montas en unas conchas que te llevan a ver la historia de la sirenita. Hay varias como esta y todas bastante logradas, con sus figuras que parecen casi de verdad y sus efectos para meterte en la peli.

 Salimos encantados, aunque yo no soy muy fan de la sirenita, me encantó. Decidimos seguir hacia nuestro siguiente destino, Toy Story Mania. Puede que desde fuera parezca una tontería, pero una vez montas es alucinante. Se trata de unos cochecitos con unos pequeños “cañones” con los que has de disparar a unas pantallas en 3d. ¡¡¡Divertidísimo!!!

 Después de esta gran atracción, nos fuimos dirección Bicholandia jejejeje. Aunque por el camino nos entretuvimos con Rayo McQueen y Tow Mater. Hay que decir algo en favor de los Universal y de Disneyland, y es que en Universal tienen a gente que aunque vayas solo te fotografiara con los animadores y en Disneyland a pesar de que ellos te sacan sus fotos que después te intentaran vender por una pasta, no ponen objeción a que tu saques tus propias fotos.

Cuando llegamos a Bugs Land o Bicholandia como he dicho antes, decidimos meternos en un cine del cual no teníamos mucha idea sobre que trataba aparte de la película Bichos. Fue una grata sorpresa, se trataba de un cine 4d en el que entrabas en una especie de hormiguero y los bichos te contaban como vivían y cual era su función.

Cuando salimos decidimos dar una vueltilla investigando y disfrutando del parque. Entonces llegamos a Soarin’ Over California una entretenida atraccion para niños y mayores donde volaras a través de california, visitando Yosemite o San Francisco. (Ahora mismo es Around the World)

 Era la hora de ir a ver el Musical Aladdin  (Ahora mismo creo que lo han sustituido por Frozen). Dura unos 40 minutos y es simplemente grandioso. Si os gusto la película os encantara.

Ya solo nos quedaba una cosa por ver, y era la atracción de Monstruos S.A.. Es exactamente igual a la de la Sirenita, pero con la peli de Monstruos S.A. A todo esto llego la hora de comer algo, y nos dio por probar el típico chino de EEUU en el que te sirven la comida en esas cajas tan raras de ver por aquí, además nos dieron una galletita de la suerte jejeje.

 Con esto habíamos terminado con el California Adventure, ahora tocaba Disneyland!
Una vez en Disneyland lo primero que hicimos fue ir derechos a ver el mítico castillo que sale en toooodos los anuncios de Disneyland…y…chofff! qué pequeño era!!! Nos lo imaginábamos mucho más grande Pero bueno, había mucho más y mejor por ver.
Uno de nuestros primeros destinos fue la atracción de Indiana Jones y la verdad fue unos de los mejores. Nos lo pasamos genial, y de hecho a última hora, cuando había menos cola, volvimos a ir de nuevo. Básicamente ibas montado en un coche todoterreno y visitabas el templo maldito, con sus fuegos, telarañas y demás lindezas jeje. Muy recomendable para todo el mundo.

 Después nos animamos con la atracción de Piratas del Caribe. Es muy parecida a la de Monstruos S.A. y la Sirenita, sólo que en esta vas en un barquito rodeado de agua.
Más tarde nos fuimos a pasar un poco de miedito a The Haunted Mansion. Yo soy un poco cagón pero aún así nos metimos a ver como era aquello y la verdad estuvo bastante bien, entretenida y para todas la edades.
Entre atracciones íbamos disfrutando de las zonas de recreo y descanso del parque. Una de las más bonitas era el lago artificial en el cual había tres embarcaciones en las cuales podías hacer un mini paseo. Al final no hicimos ningún recorrido de estos porque no nos daba tiempo, pero si vais solo a Disneyland si que lo haría.

Luego volvimos hacia la zona del castillo a que mi novia se sintiera un poco princesa. Para ello primero hicimos el recorrido por el Castillo de la bella durmiente que es un paseo que se realiza por el castillo en la cual se narra la historia de la película mediante holografías y dioramas muy logrados. Nuestra siguiente parada fue la tiendita en la cual te convertían, literalmente en princesa por un día. Cuando digo literalmente, lo digo de verdad. Vimos a una niña de unos 6 añitos a la que le habían plantado un pedazo vestido que parecía sacado de la cenicienta y una peluquera le estaba haciendo tirabuzones. Ver para creer. Juneau sufrió un breve episodio de envidia-nostalgia reprimida, pero pronto volvió a la realidad.

Fuimos también a ver la historia de Pinocho. Era muy del estilo a la sirenita, y para descansar unos minutos no nos vino nada mal.

Estuvimos haciendo un poco el chorra, y ya nos fuimos a una mini montaña rusa llamada Big Thunder Mountain. Entretenida, pero tampoco nada del otro mundo.

Andando andando, acabamos en la zona de tomorrowland. Aquí teníamos unas cuantas atracciones que no nos podíamos perder.

La primera de todas fue una de Buzzlightyear en la cual teníamos una pistolita laser y teníamos que ir disparando a blancos para conseguir puntos. Muy chula, pero nos gustó más la de toy story de California Adventure.

Luego nos pusimos a hacer la cola de nuestra vida para meternos en la atracción de Star Wars. No se al final cuanto esperamos, pero una pasada. Se nos hizo un poco pesado, pero hay que decir que lo tienen bastante bien montado para que cuando hay esas colas, mantener entretenida a la gente con videos, etc. La atracción simula un viaje espacial. Está bien, bien…pero esperamos un montón.

 Ya solo nos quedaba hacer un crucerito submarino para ver las aventuras de Buscando a Nemo. Al principio es un poco mala (puede que fuera por lo relajante que era que casi me duermo) pero luego mejora considerablemente.

Con las energías ya en los pies fuimos a merendar algo antes de ir a coger sitio para ver el mítico desfile. El desfile es una preciosidad, baja una cabalgata de personajes disney desde el castillo hasta la entrada del parque. Pasa desde Mickey hasta Tiara y el sapo. Tengo muy buen recuerdo de la música, los trajes, lo bien que estaban montadas las carrozas, etc.

 Y, como colofón final, nos fuimos corriendo a ver el World of color que se celebra en el estanque a los pies de la noria de California Adventure. Es un espectáculo precioso, te quedas sin palabras. Básicamente consiste en un espectáculo de fuentes de agua en las cuales proyectan escenas de películas de disney y las intercalan los juegos de luces y colores. Lo dicho…espectacular.

La única pega es que con la entrada normal no te dejaban ponerte al bode del estanque para ver el espectáculo, lo tenías que ver mas atras, en segunda linea. Para poder verlo al lado necesitabas un pase vip que se conseguia pagando mas pasta. Nosotros nos arriesgamos, no lo cogimos y no nos arrepentimos. Se veia bastante bien desde atras.

 Aunque estábamos exhaustos, los dos coincidimos en que si nos dejaran seguir en el parque nos hubiéramos quedado más rato. Nos quedó la sensación de saber que estábamos reventados pero que nos había gustado tantísimo que volveríamos a la mañana siguiente si hubiéramos podido.

Pusimos rumbo al tram que nos llevaría a nuestro coche y en una horita estábamos en el hotel. Fuimos derechitos a la cama. Además mañana iba a ser un día duro, más de lo que pensabamos… Aun no sabíamos la que nos esperaba…

 

Gastos del día:

-Gasolina: 28€
-Parking: 12€
-Entradas dos parques un día: 170€
-Comida: 12€
-Cena: 18€
-Souvenirs y picoteo: 13€
Total: 253 €

Compartelo en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn