5 platos de la comida japonesa que no te puedes perder

Porque no todo es sushi…

Para nosotros el viaje a Japón ha sido uno de los más especiales. Dicen que hay que querer a todos los viajes por igual pero para nosotros, supongo que por el impacto cultural nos caló muy hondo. Y la comida japonesa aún más.

Una de las muchas cosas que nos llevamos del país del sol naciente fue su gastronomía, cuando aquello aquí viviamos el comienzo de la expansión de la fiebre del sushi y los restaurantes japoneses. Y nosotros fuimos allí sin haber probado mucho más allá del sushi y en contadas ocasiones. Igual gracias a eso, todo lo que allí probamos, como esos nuevos sabores y texturas, quedaron grabados a fuego en nuestros paladares.

Como ya sabéis Owen es un poco especial con la comida y que todo lo que probó allí le pirrarse dice mucho.

-En nuestro top 5 de comidas sin duda están las gyozas. Son unas empanadillas de carne y verduras que después de cocidas son pasadas por la plancha. Ese paso por la plancha les da una textura super especial que las hace irresistibles. Yo misma me podría comer una docena casi sin pestañear. Las comimos en repetidas ocasiones durantes el viaje, pero como en el Gyoza-lou, en ningún sitio. Muy recomendable acudir a él si queréis probar unas muy buenas y baratas gyozas.

-Otro de los manjares son los takoyakis. Básicamente son como buñuelos de pulpo con jengibre, acompañados de una salsa dulce y atún seco rallado por encima. Están deliciosas y quizá una docena no, pero media también me podría comer. Donde vivimos apenas hay restaurantes donde las cocinen, así que cada vez que las probamos viajamos instantáneamente a las calles de Japón.

-Otra de las especialidades que tampoco son muy comunes por aquí y que no os podéis perder son los okonomiyakis. Se trata de unas tortillas con ingredientes surtidos hechas a la plancha. Esto es mucho más contundente y con media iremos más o menos servidos. Normalmente las preparan en la típica mesa donde la plancha forma parte de esta y mientras tú estás sentado el cocinero la prepara para deleite de la vista.

 

-Para los más healthys os recomendaré el edamame. Son las vainas de soja cocidas y sazonadas. Que no os engañen su color verde y sano, son droga dura. Las suelen poner de acompañante de la cerveza o como aperitívo. No podréis parar hasta comeros la última, ¡Son un vicio!

-Por último pero no por ello menos importante están los bols de ramen o udon. La diferencia básica entre los dos es el tipo de fideo. Uno es de trigo y el otro de harina, además de que uno es más fino y el otro más grueso. Nosotros personalmente preferímos el ramen, ya que nos parece más fácil de comer. ¿Imagináis lo que una persona normal debería comer en todo un día? Pues eso en un cuenco de ramen. Yo lo he bautizado como “resucita muertos” porque con uno de estos tienes energía para una semana. Pasta, algas, panceta, carne, huevo… son solo algunos de los ingredientes de esta deliciosa bomba calórica.

 

Aunque estos 5 son los principales platos que os recomendamos que no os perdáis, queremos hacer especial mención a las chuches japonesas. Por favor, por favor, no volváis de Japón sin probar los Pockys o cualquier otra chuchería que sepa a fresa. Son una experiencia orgásmica.

 

 

 

Compartelo en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn